Según se informó, en agosto habrá otra actividad con el mismo propósito, la cual se avisará masivamente.

El día 8 de junio a las 19:00 horas un grupo cercano a las 300 personas se reunió a las afueras del Palacio de La Moneda para interceder por la nación. “¡Nos arrodillaremos en la Plaza y oraremos aunque llueva!”, decía la carta que el pastor Alfred Cooper días antes. Algunos líderes evangélicos se hicieron presentes para dirigir las oraciones sobre distintos temas.

La actividad, que normalmente se celebra cerca de la fecha de Pentecostés, es una iniciativa mundial coordinada en Chile por Alfred Cooper. Según se informó, en agosto habrá otra actividad con el mismo propósito, la cual se avisará masivamente.