El 3 de enero, el pastor Otto Loyola salió de misiones al sur junto a 19 jóvenes. Están en una isla frente de Chiloé llamada Butachauques, donde viven 7000 personas aproximadamente. El equipo nos escribe sobre su viaje.

“La gente cree en muchas supersticiones, leyendas y mitos. Hay mucha promiscuidad. Hay gente abierta y gente cerrada al evangelio.

Vamos a casa de una familia de misioneros que están allá, nos unimos a su misión. El matrimonio de Ismael y Camila (27 años), tiene 3 hijos pequeños que se llaman: Absalón, Exequiel y Tamar.

No sabemos en detalle lo que haremos pero sí sabemos que haremos visitas a las personas a las casas (largas caminatas para esto)”, nos cuenta Aracely Moya.

¿Cómo nace la Misión Isla Butachauque, sector San Jorge?

Al termino del invernadero verano del 2011, Dios puso el sentir de hacer la próxima misión en la Isla de Chiloé pero no en Chiloé mismo, sino en alguna isla apartada. Pero como somos olvidadizo paso el tiempo y el sentir que Dios puso se fue olvidando. En el mes de junio del 2012, una hermana de nuestra iglesia se acerca comentando que había conocido a un matrimonio de Iquique que estaba sirviendo en la isla al frente de Chiloé. Fue ahí como el sentir puesto por Dios tomo realidad nuevamente y nos pusimos en contacto con ellos.

Esta misión tiene por finalidad llevar su evangelio y ponernos al servicio de nuestro hermanos en la isla, este servicio contempla, evangelismo, trabajo con niños, servicio práctico a la comunidad como arreglar cercos, apoyo en cosecha e papas, apoyo en sus invernaderos, además queremos ayudar con algunas mejoras en la casa de los misioneros los que viven en condiciones bien precarias. Dentro de nuestro programa tendremos tiempos de estudio de la Biblia y mucha búsqueda del Señor.

La misión esta formada por 19 jóvenes. Pedimos de sus oraciones pues la guerra espiritual, producto de las tradiciones, es muy fuerte.

Patty Justiniano.

PETICIONES DE ORACIÓN:

Que Dios proteja al grupo en su viaje hasta la isla Butacheuques, que los cubra en todo momento y que lleguen sin ningún inconveniente.

Que en todo momento ellos dependan del Espíritu Santo, y que en cada detalle puedan sentir y vivir el amor de dios en sus vidas.

Que Dios abra los caminos para esos siervos que sólo van a dar de su amor y dejar su nombre en alto, que se deleiten en su amor y se revele en sus vidas.